viernes, 20 de mayo de 2016

Agosto 2014: Una breve reseña para recordar los 20 años del Museo

MUSEO DE LA ELECTRICIDAD DE ELECTROPERÚ S.A.

20 AÑOS DE COMPROMISO CON LA EDUCACIÓN Y EL PATRIMONIO CULTURAL


A comienzos de la década de los noventa, el sector eléctrico peruano iniciaba una serie de cambios estructurales que le permitirían en adelante, modernizarse, crecer y convertirse en la herramienta imprescindible del crecimiento económico nacional. De eso no hay duda.

Fue en esta etapa que surgió también el Museo de la Electricidad, inaugurado por la desaparecida empresa Electrolima en agosto de 1994, con el objetivo de conservar y difundir la historia que la industria eléctrica había escrito en el Perú y registrar su desarrollo a futuro. Además, el Museo se convirtió en un centro promotor del ahorro de electricidad y las energías sostenibles.

En un tradicional espacio barranquino, donde antes había funcionado una antigua agencia de las empresas de electricidad, el Museo fue acondicionado y diseñado con una propuesta interactiva, lúdicamente pedagógica y sobre todo exclusiva. Es el único museo de su tipo en nuestro país, donde lamentablemente escasean los museos de ciencia y tecnología.

En cada sala se incluyeron módulos para que el visitante pueda participar de la exposición, para que el visitante tenga no sólo una experiencia educativa, sino también entretenida. En 2005 se alcanzó el visitante N° 600 Mil y en 2013 al visitante Un Millón!, en su gran mayoría público escolar. 

Hoy, el Museo de la Electricidad es una experiencia exitosa. Recibe anualmente a casi 60 mil escolares y atiende a otros miles en el interior del país gracias a sus exposiciones itinerantes;  ofrece cursos gratuitos de electricidad, electrónico y/o robótica e investiga y publica, como todo museo ideal, sobre la temática de la electricidad. Incluso conocer el museo es una tarea que el propio Ministerio de Educación recomienda a los alumnos en sus millones de textos escolares, a nivel nacional.

Pero todo esto no hubiera sido posible sin el compromiso de Electroperú S.A. la más importante empresa de generación eléctrica de nuestro país y la propietaria del Museo de la Electricidad. Resulta que Electroperú S.A. como pocas, comprendió que más allá de su giro comercial, podía ser socialmente responsable ofreciendo un espacio cultural, educativo, sin fines de lucro, totalmente gratuito y especialmente dedicado al público escolar. Y desde el Museo, ofrecer una ventana del sector eléctrico peruano.


Ya han pasado 20 años de historia en el Museo de la Electricidad, cientos de miles de personas que lo visitaron de niños, de escolares, hoy regresan de grandes y con sus hijos. El Museo ha cambiado, se ha renovado, se ha ampliado de acuerdo a sus posibilidades y luce, junto a su perfecto tranvía eléctrico, como un relojito suizo: impecable y exacto. Gracias Museo de la Electricidad! Gracias Electropéru S.A.!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada